Uno de los accesos a Alcobendas modificado por la regulación del tráfico

El Ayuntamiento de Alcobendas va a iniciar este lunes una nueva regulación del tráfico de la glorieta de Barajas, uno de los accesos más utilizados de la localidad, con el objetivo de hacer más transitables las vías que confluyen en esa rotonda.

Para ello, se han instalado nuevos semáforos con planes de secuencias y tiempos específicos para cada momento del día, según las mediciones de tráfico realizadas por la Policía local.

En concreto, se van a repartir los tiempos de espera en las vías de las avenidas de la Transición Española y de la Vega y la calle Rafael Nadal, para “calmar y mejorar” el tráfico de vehículos y hacer “más compatible” con los peatones, que también verán reforzada su seguridad, según indica el Consistorio en un comunicado.

La Policía local ha señalado que durante los primeros días de implantación de la nueva regulación del tráfico “podrá haber deficiencias” en el ajuste de los tiempos de paso de los semáforos, que serán corregidos por los técnicos de movilidad.

Por ello, han solicitado “comprensión” a los usuarios de estas vías por las molestias que se puedan generar.