Alcobendas defiende la movilidad y los accesos a la ciudad

El alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa y el concejal de Movilidad, Luis Miguel Torres, han planteado al Ministerio de Fomento la adopción de medidas para mejorar la movilidad, tanto en la ciudad como en sus accesos y salidas. En una reunión mantenida ayer con la jefa de Demarcación de Carreteras del Estado en Madrid, Gloria María Ramos Palop, el alcalde ha solicitado renovar la señalización de la parada de autobuses situada en la vía de servicio de la A-1 en su confluencia con el Paseo de los Parques, la modificación de marcas viales y señalización vertical en el término municipal de Alcobendas, así como la necesidad de tomar medidas para solucionar los problemas de movilidad en el entorno del kilómetro 13 de la A1, en la salida del Encinar de los Reyes.

En la reunión se han abordado las reivindicaciones de la Plataforma por la Movilidad en el Norte de Madrid y el estado del Plan Extraordinario de Carreteras (PIC). El alcalde ha planteado también la necesidad de que el tramo de la Radial 2, desde el Jarama hasta la M50, deje de ser de peaje para ser una vía de libre tránsito.

El gobierno popular de Alcobendas va a convocar a la Plataforma para de nuevo sumar sus fuerzas en las reivindicaciones pues según el alcalde “los presupuestos de Pedro Sánchez castigan a Madrid y castigan específicamente a la movilidad de la zona Norte: frenan la inversión prevista para el Cercanías, y aunque dice que el proyecto de la A1 se encuentra en la mesa del ministro de Fomento en fase de estudio, desaparecen del proyecto algunas medidas recogidas por el anterior gobierno”. Para Vinuesa, la A1 será “el caballo de batalla” de los alcobendenses y ha definido esta carretera como “La Cenicienta” de las carreteras nacionales.